Justo aquí…

 

 

Justo aquí

donde la madera pervierte el cristal

donde las esquinas son un privilegio

y las voces degenera el silencio.

Justo aquí

que entiendo por qué  no sonreía

pero hoy me río

por fin

de que no existen los cuentos

pero sí lo que vivo,

de que no caminan los muertos

pero sí los que creen

que si das la vuelta

o huyes,

siempre quedarás a medias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s