Quemar…

Quemar 

en silencio mis manos

entre los dedos 

ensarmentados,

enredados

como parra

enreda sus tallos

para no romper

al viento 

y sí dejar crecer

bajo un sol

racimos de versos

que simplemente son

uno que arde

lento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s