Descubrí…

Descubrí

que las lágrimas

existían para llorar.

Comprendí

que el amor 

nacía para morir.

Entendí

que el corazón

latía para dejar de latir.

Sentí

que vivir suponía

volver a sufrir.

Supe

que solo un privilegio

despertar

te puede redimir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s